Bitcoin, el anonimato y la transparencia

Una de las características que más se conocen del protocolo Bitcoin es el anonimato, generalmente desde un punto de vista negativo: Bitcoin es una moneda de dudosa reputación porque los malos pueden realizar transferencias de forma anónima.

La realidad es otra: El usuario tiene la libertad de asociar su identidad con la dirección Bitcoin con la que realiza la transferencia. Así que tú puedes elegir enviar dinero de forma anónima o no.

Hace un año se hablaba más sobre la necesidad de transparencia que ahora. Por ejemplo, Salvados – Sin transparencia. A pesar de ello, se me ocurre que Bitcoin podría ser una gran infraestructura para mejorar la transparencia de un gobierno.

Si el gobierno estuviese claramente identificado en la red Bitcoin los usuarios podrían analizar todas y cada una de las transacciones que realizase ya que las transferencias en Bitcoin son públicas y validadas por toda la red.

Se podrían desarrollar herramientas de búsqueda sobre esos datos e incluso algún lenguaje de consulta parecido a SQL para extraer información de la red distribuida y procesarla de manera que cualquier ciudadano pueda entender fácilmente a qué se destinan sus impuestos.

En los países donde cumplen con la ley de transparencia se confía en que las instituciones detallan información veraz y que esta información es correctamente verificada. Bajo las reglas del protocolo Bitcoin, los ciudadanos tendríamos otro nivel más de confianza.

¿Sería una buena idea? ¿Y viable?

Comprar bitcoins en España

Pensaba que sería fácil comprar bitcoins con Coinbase, pero antes de añadir la tarjeta Visa como método de pago tienes que aceptar las condiciones entre las cuales:
 
– La tarjeta sólo puede usarse como resguardo => No se permite comprar bitcoins directamente.
– La comisión por cargo con la tarjeta es del 3,1% más unos centavos.
 
Obviamente, Coinbase -empresa que el 12 de diciembre consiguió una ronda de $25M– no entiende de cuentas bancarias españolas, así que a buscar en otra parte.
 
Miré en localbitcoins.com pero no me convenció ni la forma de pagar de muchos (primero transferencia bancaria y luego confiar en que lleguen los bitcoins) ni la tarifa de conversión de EUR a BTC. Comprar bitcoins dejaba de ser trivial… Anuncios en internet de sitios de intercambios hay muchos pero ninguno con buena pinta.
 
Por último, encontré MeetPays, empresa española que permite comprar bitcoins enviándoles previamente una fotocopia de un documento de identificación y una factura domiciliada con fecha reciente para asegurar la dirección. Como se lee en la ayuda (Tasas) recompensan a los mineros con un porcentaje que depende del nivel de usuario (8% para el nivel Bronze que es el más bajo). La recompensa (Pay miners fee) se puede cancelar en la configuración.
 
Me ocurrió que con Chrome 31, al intentar comprar volvía a pedirme el nombre de usuario y contraseña. A pesar de ello, con Firefox no tuve ningún problema.
 
Creé una dirección de Bitcoin con Coinbase que fue la que introduje para recibir los bitcoins y realicé el pago. Automáticamente apareció en la web de Coinbase como PENDING y tardó más de una hora en cambiar el estado a COMPLETE.
 
Después entre en CoinDL a comprar el libro Bitcoin: La moneda del futuro. Tras pulsar sobre el botón de compra apareció un cuadrito arriba a la derecha con la dirección Bitcoin para pagarlo y “Waiting For Payment…”. Me surgieron algunas duda: ¿No hay ninguna forma de saber a dónde estoy enviando esos Bitcoins? ¿De verdad la página web está comprobando constantemente si se ha realizado una transacción contra esa dirección Bitcoin? Para los más despistados, como yo, CoinDL tiene en la cabecera un enlace Get a Free Beginner’s Bitcoin Guide que te hace intuir cómo funciona la compra de un producto digital en esa web.
 
Y así fue mi primera compra de bitcoins. No ha sido barata ni fiel a los beneficios de Bitcoin: Coinbase es muy sencillo pero, al fin y al cabo, no he sido yo quien ha controlado las claves privadas de mis direcciones. No obstante, con Coinbase es posible obtener un Paper Wallet con lo que tú y sólo tú eres poseedor de la clave privada de la dirección Bitcoin. ¡No pierdas ese papel!
 
P.S. Descubriendo Bitcoin de Jorge Ordovás es una lectura muy interesante a todos los niveles de conocimiento sobre Bitcoin.

¿Es Bitcoin ilegal?

Al ser Bitcoin una moneda electrónica que está ganando relevancia poco a poco y, desgraciadamente, a base de aparecer en noticias de sucesos del estilo del cierre de Silkroad, cualquiera, lo primero que hace es desconfiar y lo segundo, preguntar si la moneda es ilegal. 

 
Pues bien, la respuesta es fácil y tan directa como la pregunta: En España, Bitcoin no es ilegal. La cosa es que, simplemente, su uso no está regulado por la ley española. En ningún caso está prohibido que se usen bitcoins pero tampoco hay forma de justificar la compra o venta de bienes de cara a Hacienda.
 
En otros países la cosa difiere: En Tailandia, la moneda es ilegal. En Alemania la moneda se considera moneda de cuenta, se puede utilizar para transacciones oficiales y declarar que se poseen bitcoins. En Estados Unidos, un juez dictaminó en agosto de 2013 que se puede usar legalmente como moneda. Además, se ha debatido en el senado de los Estados Unidos sobre el futuro de las monedas virtuales en el país, se comparó con el escepticismo inicial contra Internet y se concluyó que estas monedas no son ilegales por sí mismas.
 
Por último, la wiki de Bitcoin cuenta con un apartado de mitos en el que desmiente el mito de “Bitcoin es ilegal porque no es moneda de curso legal”.